¿Cansado de hacer porque nadie lo hace? ®

– “Como lo hago yo nadie lo hace”.
Así decía, con cierto aire de autosuficiencia, quien consideraba que los demás no hacían las cosas tan bien como él. Por lo que, antes que las cosas se hicieran mal o no se hicieran, prefería hacerlo siempre él mismo.

Pero tras un tiempo, aquella afirmación dicha de corrido, fue afectada por una coma que se metió en el medio. Ahora, decía distinto:
– “Como lo hago yo, nadie lo hace”.
Dicho así, ya nada quedaba de aquel cierto aire de autosuficiencia. En cambio, tenía el suspiro cansado por tener que hacer siempre las tareas que nadie nunca hacía. Y nadie más las hacía, porque siempre las hacía él.

La primera oración, con sólo agregar una coma, cobra otro significado y deja planteado el problema. Si bien lo relatado tiene algo de ficción también tiene mucho de realidad, sirve para describir un tipo de relación que es bastante habitual.

Con frecuencia, quien suele responsabilizarse en hacer lo mejor posible las cosas, ve que nadie las hace tan bien como él. Entonces prefiere hacerlas él mismo. Así se van configurando relaciones con dos roles fijos: El que hace las cosas bien hechas, o sea “él”. Y quien no las hace o las hace mal, es decir “los otros”.
Esa distribución de roles resulta práctica en un primer momento, pero al poco tiempo sobrecarga al hacedor e inválida a quien nada hace.

Es por esto que más vale que alguien haga algo mal a que no haga nada, todos podemos mejorar con la práctica. Es preferible el riesgo de que algo quede sin hacerse a tener la seguridad de que siempre sea la misma persona quien lo hace, a quien le corresponde hacer quizás lo haga cuando vea que nadie lo hace por él.
Además, existe la posibilidad de que no sea que el otro nunca hace nada o que lo haga todo “mal”. Quizás tiene tiempos y formas diferentes de hacerlo.

De todos modos, a tener en cuenta: Que uno deje de hacer todo no asegura que otro comience a hacer algo, menos aún que lo haga “bien”. En tales casos: Saber que el problema en cuestión no se resuelve haciendo siempre uno lo que otros dejan sin hacer.
Para nada es casual que quien nunca deja para mañana lo que puede hacer hoy se relacione con quien nunca hace hoy lo que puede dejar para mañana. Por esto que habrá que buscar otras soluciones, por ejemplo empezar a preguntarse ¿Es la primera vez que me relaciono con quien termino haciendo más yo? ¿Me es más fácil dar ayuda que pedirla o recibirla? ¿Para qué me sirve tener un rol más activo? ¿Qué me pasa si veo que pierdo protagonismo?…

Juan A. Currado

Registro Propiedad Intelectual. El artículo “¿Cansado de hacer poque nadie lo hace?” puede compartirse únicamente citando a su autor: Juan A. Currado. No puede difundirse con el material modificado. Ni debe ser utilizado con finalidad comercial. Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0.

Share